Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad Acepto

Hoy se habla de...

Innovación Real Escondida en lo Ordinario - 10 Coches de Diseño
bajar al contenido
Enrique Miñarro

Enrique Miñarro

Lead Designer
Compartir:

En 1907 el periódico parisino Le Matin lanzaba un desafío en primera página: What needs to be proved today is that as a man has a car, he can do anything and go anywhere.

El automóvil nació con el potencial de dotar al ser humano de la libertad de la movilidad. Para que ese potencial se transformara en realidad era necesario que el nuevo producto se convirtiera en universal, debía ponerse al alcance de cualquiera. En los primeros años tenía que ser factible, barato y útil. Luego debía desarrollarse aportando al usuario cosas que encajaran con nuevas formas de vivir.

En esta sesión de Hoy se habla de... vamos a observar 10 automóviles que aportaron desde el diseño grandes innovaciones, a nivel concepción general del objeto o a nivel soluciones particulares de funcionalidad. Coches que todos pudimos comprar y que en muchos casos pasaron desapercibidos quizás porque fueron tan buenos que se integraron con naturalidad en la vida de las personas que los usaron.

 
 

Itala 40hp. Cinco equipos respondieron al desafío de Le Matin. El Itala del príncipe Italiano Scipione Borghese fue el primero en llegar a Paris después de 60 días, demostrando que, en efecto, si un hombre tiene un coche puede hacer lo que quiera, llegar a cualquier sitio.

Citroen 2CV. El briefing decía varias cosas claras. Para poner el automóvil al alcance de todo el mundo debía ser muy barato… y poder transportar una cesta de huevos por un campo labrado sin que se rompiera ninguno. Creatividad y capacidad de innovación para trasvasar conocimientos de otros campos fueron cruciales.

Austin Se7en. El objetivo era construir un coche alrededor del espacio más pequeño en el que cuatro personas puedan sentarse decentemente, para que sea ligero, consuma poco y liberarse así de las fluctuaciones en los precios del combustible. De ahí las ruedas muy pequeñas y situadas en los extremos, las suspensiones reducidas al mínimo, el motor colocado transversalmente con la caja de cambios debajo…

Land Rover Series. La idea era reiniciar las fábricas tras la Segunda Guerra Mundial. Ni siquiera se consideraba un coche, sino un tipo ultra-simplista de tractor destinado para uso agrícola. En esa época el mundo real era tan apropiado que sólo en 2016 la producción llegó a su fin. Su primer eslogan fue El coche para ir a cualquier lugar.

Fiat Panda. Un compendio de diseño de producto y una prueba de que los clientes son siemple favorables a la innovación real. Guigiaro fue a lo esencial al proyectar el Panda en distintos campos: arquitectura del vehículo. procesos de fabricación y utilización final por el consumidor. A nadie le importó que no fuese bonito, capturó el corazón de más de cinco millones de personas en una carrera que abarca 23 años.

 

Renault Scenic. Renault había confiado en el concepto monovolumen al llevarlo a producción en el Espace de 1984, pero el éxito definitivo llego doce años después cuando aplicaron ese concepto a un coche del segmento más popular del mercado, el de los compactos. Elevar el habitáculo unos centímetros permite liberarse de interferencias con partes mecánicas y dedicar a los pasajeros un espacio más amplio y diáfano.

Mercedes Clase A. Cuando Mercedes Benz decidió ampliar su gama hacia abajo no tuvieron miedo a arriesgar. Cuestionando la arquitectura y mecánica convencionales consiguieron replicar la seguridad y amplitud de sus hermanos mayores. El motor inclinado 45 grados para que se deslizara bajo el piso protegiendo a los ocupantes en caso de choque es solo un ejemplo de la genialidad de su concepción. 

Fiat Multipla. Uno de los coches más sensibles jamás diseñado. Muy cómodo, con mucha luz e inteligentemente equipado con espacio para seis adultos en dos filas, además de equipaje en sólo 3.99 metros. Diseño centrado en el usuario para una nueva experiencia de viaje.

Smart. Mercedes estaba en racha. No tuvo suficiente con el riesgo tomado con la Clase A sino que apostó por una propuesta aún más radical. Sacudió las raíces de la movilidad urbana con un coche de 2.5 metros. Vivió tiempos difíciles en su lanzamiento, pero la calidad, seguirad y grandes dosis de sentido común conquistaron el mercado en todo el mundo.

Renault Avantime. Renault había tenido éxito aplicando el concepto monovolumen en todos los segmentos del mercado y decidieron ir a por todas. Si el espacio es un lujo, era irrebatible la idea de aplicarlo en un vehículo de gama alta. Quizás -como su propio nombre parece anunciar- se adelantó demasiado a su tiempo.

Síguenos de cerca.

NEWSLETTER DE MORMEDI

* Campos obligatorios

Acepto la política de privacidad.
Contacta con nosotros

* Campos obligatorios

Acepto la política de privacidad.