Seleccionar página

Contacto

Contáctanos

Proyectos

Prensa & eventos

Únete al equipo

Cerrar

5 oportunidades en la estrategia del futuro del trabajo

Noticias y Tendencias

Por Millaray Vega, Strategic Designer, Mormedi

 

 

Es momento de enfrentar los cambios que se han venido gestando durante los últimos años y que se han acelerado durante el 2020 debido a la crisis sanitaria. Los pasos que demos ahora definirán cómo trabajamos en los próximos años.

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de participar en el evento “El futuro del trabajo” organizado por la fundación Cre100do, enfocada en ayudar a crecer a las medianas empresas españolas, donde presentamos algunas de las principales tendencias que marcarán los próximos años en el mundo del trabajo, a partir de las cuales hemos elaborado 5 grandes áreas de oportunidad en el contexto de la oficina que se deben considerar desarrollar una estrategia sin importar el tamaño de la empresa o la industria.

1. Entender qué es teletrabajo

Durante los últimos meses mucho se ha debatido y cuestionado sobre el exponencial incremento del teletrabajo durante la pandemia, en España pasando de un 5% a un 34%. Si bien la crisis sanitaria ha remecido el mundo laboral, los expertos parecen coincidir en que las condiciones que vivimos durante los meses de confinamiento son muy distintas al escenario normal del teletrabajo, donde las personas tienen un espacio preparado para realizar actividades laborales, los niños van al colegio, se pueden disfrutar paseos por las tardes, etc.

2. Enfrentarse a la fobia de la oficina “vacía”

Como empresa para recoger los verdaderos beneficios del teletrabajo es necesario un cambio del modus operandi de las formas de trabajo. La nueva “Ley de Trabajo a Distancia” sostiene que las empresas deberán compensar los gastos que pudiera tener el trabajador en remoto, pero por otro lado podrá reducir una gran cantidad de costes mediante la redefinición de la oficina, como por ejemplo su tamaño. Por ello es necesaria una estrategia que alcance el balance y la fórmula que mejor nos funcione. A partir de aquí ¿Cómo podrían ser las oficinas en adelante? Se están reduciendo considerablemente los metros cuadrados, se está apostando por la creación de espacios más colaborativos o creativos y se está implementando el hotdesk -que cobra sentido cuando lo combinamos con el teletrabajo al menos 2 días a la semana-.

Una estrategia de implementación de teletrabajo requiere de un nuevo paradigma en el que se entienda que la oficina vacía no implica pérdida de eficiencia.

3. Hincapié en reducir los costes de oficina

Un puesto físico de una persona en una oficina es un espacio sin uso durante 16 horas al día por el cual una empresa paga una mensualidad. Es un gasto que se puede reducir y muchos sectores se encuentran a la caza de nuevas fórmulas para bajar costes o aumentar ingresos basados en sus recursos de espacios físicos. Por ejemplo, en los últimos años los bancos han intentado sacarle un mayor rendimiento a sus espacios de sucursales en un contexto en el que los clientes son cada vez más digitales, buscando un nuevo sentido al espacio que aporte además valor. Lo mismo se debe hacer con las oficinas de trabajo.

4. Automatizar, automatizar, automatizar

Según Randstad, un 77,7% de las personas ocupadas en España no pueden teletrabajar, en parte porque trabajan en sectores como la agricultura o la industria, posiciones que se están automatizando cada vez más, no sólo para mantener una competitividad en el mercado, sino para crear entornos de trabajo más seguros. Este proceso nos está llevando como sociedad a repensar el rol de los humanos en los espacios de trabajo y buscar nuevas formulas para aquellas personas que por ahora no puedan disfrutar del teletrabajo como las jornadas reducidas o las plantillas flotantes.

5. Apuntar hacia un trabajo flexible

Si bien el teletrabajo ha aumentado por necesidad durante la pandemia en España, la realidad es que es un concepto que en algunos países como Finlandia o Suecia, ya está caduco. A lo que se apunta es al trabajo flexible, en el que ya no existe la jornada rígida por horas y donde las personas pueden adaptar su vida laboral a la personal. El trabajo es por objetivos y tiene impactos positivos tanto en la productividad como en el compromiso y la confianza. Más importante aún, 92% de los millennials ven la flexibilidad como una de las principales prioridades cuando buscan trabajo. A esto se suma que, con la digitalización, la competencia por la atracción y retención de talento está dejando de tener fronteras geográficas.

Es importante que las empresas, sin importar el tamaño, empiecen a diseñar una estrategia para adaptarse al futuro del trabajo. No sólo porque la flexibilidad beneficia a las personas y a las empresas, sino que en el largo plazo va a beneficiar a todos como sociedad, impulsado las Smart cities, gracias a la optimización de las infraestructuras y la gestión de recursos (tiempo, energía, etc.) al descongestionar horas punta ocasionados por la rutina laboral y permitir la redistribución de la población por el territorio.

Si quieres saber cómo Mormedi puede ayudar a tu empresa a desarrollar la mejor estrategia para enfrentar el futuro del trabajo, escríbenos a madridHQ@mormedi.com o visita mormedi.com.