Contacto

Contáctanos

Proyectos

Prensa & eventos

Únete al equipo

Cuéntanos sobre ti

Cerrar

¿Cómo promocionar, activar e implementar la innovación?

Noticias y tendencias

Por Mormedi

En un mercado donde la competencia está aumentando a un ritmo exponencial, al igual que la tecnología, las empresas están buscando desesperadamente formas de sistematizar la innovación en sus procesos, mientras minimizan los riesgos y maximizan los retornos de sus departamentos de Investigación y Desarrollo, con el objetivo de asegurar el éxito. de sus negocios en el futuro.

En 1930, Karl Jansky, un joven ingeniero de Bell Labs, creó una antena móvil con el objetivo de estudiar los sonidos atmosféricos. Con el tiempo, observó que estaba recibiendo un ruido constante de la Vía Láctea, y así comenzó, sin darse cuenta, el campo de la radioastronomía. Con esto en mente, una pregunta que podemos hacernos es: ¿hemos hecho un descubrimiento, una invención o una innovación? Las diferencias son importantes.

Un descubrimiento es algo que ya ha ocurrido antes de ser descubierto y cuando esto ocurre no es necesariamente una oportunidad de negocio. En sí mismo, no es una invención o innovación. Es solo una observación con fundamento sólido.

La invención es otra palabra de la que se habla a menudo. Un invento es apoyado a veces por un descubrimiento, aunque no es necesariamente así. Las innovaciones no tienen que hacerse necesariamente a partir de invenciones. En general, una invención es un desarrollo novedoso, típicamente de naturaleza de ingeniería y con frecuencia basado en un descubrimiento.

La innovación, sin embargo, implica innovar en un producto o servicio, crearlo, generar negocios y obtener beneficios. Los descubrimientos e invenciones a menudo son hechos por individuos, pero es improbable que una innovación no sea un esfuerzo de un equipo multidisciplinario.

Sin embargo, hoy en día, las innovaciones, especialmente las disruptivas, tienen menos que ver con descubrimientos o inventos, y más con la integración de distintos elementos en plataformas con una experiencia de usuario excepcional. Si en el pasado, y quizás todavía en muchos lugares, la innovación se ha centrado en el producto (es decir, tecnología, precio, etc.), pero cada vez es más relevante pensar en términos de servicio, ecosistemas y modelos de negocios.

El mito de la idea

La realidad es que las ideas tienen poco valor en el sentido de que es fácil generar muchas y es normal que varias personas estén pensando o trabajando, sin saberlo, en la misma idea. La parte realmente difícil es la ejecución: desarrollarla y encontrar un modelo de crecimiento y negocio sostenible.

También es importante recordar que la calidad de las ideas es más relevante que la cantidad. Xerox PARC o Bell Labs, responsables desde principios de siglo por una gran cantidad de tecnologías y visiones que dan forma al mundo en el que vivimos hoy, compartieron un enfoque relajado y sencillo de la innovación. Tenían un equipo de los mejores investigadores, y les dieron el espacio, el tiempo y los medios para pensar, explorar y hacer prototipos libremente.

Si bien es cierto que aún mantenemos sus valores de alguna manera, también es cierto que ambos perecieron sin haber capitalizado todo su potencial, por varias razones que a menudo son ajenas a la naturaleza misma de las organizaciones.

Por el contrario, hoy en día, es más popular tener un enfoque que estimula la cantidad por encima de la calidad, lo que reduce el umbral máximo para acceder a un entorno extremadamente darwinista. Por lo tanto, es un enfoque que pone menos énfasis en la creatividad y las ideas basadas en conocimientos profundos, metodologías rigurosas y medidas para evaluar el éxito. Aunque no tiene sentido trazar una línea divisoria aquí, podemos referirnos a Apple y Google como ejemplos de empresas. inclinados a seguir el primer modelo de innovación, y Airbnb y Uber este último, todos con un alto grado de éxito.

Promoción

Cuando llega el momento de promover una innovación, es fundamental comprender el tipo que desea promover, en términos de “ingredientes” (modelo de negocio, producto, servicio, ecosistema, etc.), así como el alcance o el riesgo: incremental o disruptivo. Cualquiera que sea el caso, cualquier tipo de ejercicio utilizado para promover la innovación debe comenzar con un cambio cultural relacionado con la actitud de los empleados, así como con la organización.

A nivel individual, es necesario comenzar a entrenar el músculo mental que permite observar el mundo con asombro y empatía y, al mismo tiempo, estar abierto a experimentar de forma proactiva. Desde el punto de vista cultural de la organización, debemos comenzar con la tolerancia hacia el fracaso, recompensando no solo los buenos resultados sino también el aprendizaje para mejorar y el control del corto plazo. Los casos en los que los empleados han hecho grandes innovaciones en secreto, en contra de la recomendación o incluso de las amenazas de sus empresas, como la copiadora láser de Xerox, no son desconocidos.

Activación

Con lineamientos claramente definidos, objetivos de innovación y criterios de éxito definidos, no solo es necesario establecer los medios para llevar a cabo el proceso, sino también comunicarlo e involucrar activamente a los empleados.

Es esencial establecer espacios, físicos y temporales, para la investigación y la reflexión que permitan trabajar los desafíos y aprovecharlos para obtener una visión profunda. No menos importante es facilitar, en estos espacios, intercambios multidisciplinares, estructurados o no. Más allá de la investigación y la reflexión, también debe haber espacio y tiempo para realizar pruebas y prototipos, y para verlos como una inversión en el aprendizaje, evitando la tentación de evaluarlos contra objetivos a corto plazo, especialmente económicos. Es fácil dejarse llevar por los titulares de éxitos de un día para otro, pero normalmente detrás de todos ellos hay muchos años de trabajo, iteración y rotación. Tanto los individuos como los equipos también deben tener claros los objetivos, cómo serán evaluados y qué les sucederá si tienen éxito o fracasan. ¿Cuáles serán los incentivos y sanciones? ¿Saben por dónde empezar? ¿Qué recursos internos tienen? ¿Se necesitarán colaboradores externos?

Finalmente, es importante trabajar en la resiliencia frente a la adversidad, no solo para tener paciencia a nivel corporativo, sino también con respecto a la actitud de cada individuo.

Implementación

Es necesario mirar fuera de las fronteras corporativas porque a menudo los gérmenes de innovaciones disruptivas aparecen en los lugares más insospechados o con menos recursos. Es esencial establecer vínculos externos con otras empresas, grupos, instituciones, clientes y el público en general.

En las grandes corporaciones hay una tendencia a invertir fuertemente en casos específicos en los que el espacio de innovación se considera estratégico. Sin embargo, más recursos, económicos o de otro tipo, a menudo no se corresponden con mejores resultados. Por el contrario, un mantra debe preguntar constantemente cuál es la forma menos costosa de aprender, validar o negar hipótesis. Afortunadamente, nunca ha sido más accesible tener acceso a la información disponible, ya sea de primera o segunda mano, o el talento que complementa el impulso innovador.

Las últimas tendencias de Aircraft Interiors Expo 2019

Aircraft Interiors Expo 2019 celebró su vigésimo aniversario y sigue siendo el evento más importante de la industria en el calendario. Reunir a cientos de expositores junto con miles de expertos de la industria con una amplia gama de antecedentes, desde ejecutivos de aerolíneas hasta proveedores, en los vastos pasillos de Hamburg Messe, es una gran oportunidad para mantenerse al día con los avances de vanguardia en aviones.