Seleccionar página

Contacto

Contáctanos

Proyectos

Prensa & eventos

Únete al equipo

Cerrar

“Diciembre 2020, el inicio de la nueva era en la movilidad ferroviaria en España”

Noticias y tendencias

Por Luis Mendoza 

 

Este año 2020 se suponía que iba a ser especialmente bueno para los viajeros de ferrocarril en España. Con la liberalización del sector, el consecuente ingreso de dos nuevos competidores -la francesa SNCF y el consorcio formado por Ilsa/Trenitalia-, se abriría la puerta a una nueva era de competencia nunca vista. El desplazamiento entre tres de los ejes más importantes de la península: Madrid-Barcelona-Frontera francesa, Madrid-Levante y Madrid-Andalucía, cambiaría para siempre y para mejor.

Hasta que llegó la pandemia…

Durante estos últimos meses, hemos sido testigos de una de las mayores caídas en ingresos de la historia del transporte, ya sea aéreo, marítimo, terrestre o ferroviario a nivel mundial. Renfe ya habla que espera recuperar el número de pasajeros que movió en 2019 a finales de 2022. Todos los esfuerzos que realizaron en mejorar la experiencia del pasajero para su nuevo servicio de bajo coste, AVLO, que debía empezar a rodar en abril, quedaron en nada.

Aun así, este final de año y el que viene todavía puede ser especiales para los pasajeros de ferrocarril en España, sí y sólo sí, SNCF y el consorcio formado por Ilsa/Trenitalia aprovechan la ventaja competitiva que la pandemia les está dando: tiempo para anticiparse y ofrecer una experiencia de viaje de acuerdo con la nueva normalidad. Estos dos nuevos actores, a diferencia de Renfe, que ha tenido que responder sobre la marcha y con trenes en las vías, pueden formular su modelo de negocio pensando en las necesidades del pasajero postpandemia. Tener una sensación de seguridad sanitaria total, y ¿pagar un billete más barato? O ¿tener una experiencia diferencial?

El 15 de diciembre de 2020, el pasajero de tren de alta velocidad en España debiera encontrarse con lo mejor de lo mejor en servicio post COVID-19.

Estamos hablando de cabinas que tengan un diseño que considere el distanciamiento social y que a la vez sean eficientes económicamente para el operador, procesos sin contacto antes, durante y después del viaje, trenes que permitan a los usuarios sentirse seguros con una oferta que vaya más allá del billete barato, la comida a bordo o la película en el asiento.

Y si esto no pasa…Entonces ¿todo el esfuerzo de liberalizar el transporte de pasajeros de ferrocarril en España habrá sido en vano? El fin último de toda medida que propicia una mayor competencia es siempre potenciar el beneficio del usuario/cliente.

Si el foco de los nuevos competidores no es el pasajero y la experiencia, pero si el abaratamiento de tarifas, habremos llegado a un modelo similar al tan despreciado y a la vez tan demandado de las operadoras aéreas low-cost.

Un modelo que ya ha evolucionado ofreciendo al pasajero aéreo, más y mejores opciones a la hora de reservar y volar. Y los usuarios ya estaremos acostumbrados a un nivel de experiencia que, en el caso de centrarse en solo abaratar las tarifas, se quedará pequeño antes de nacer.

Si quieres saber cómo Mormedi puede ayudarte, escríbenos a madridHQ[at]mormedi.com